#Sostenibilidad

LVMH abre nuevo capítulo en sostenibilidad y colaborará con Chanel

Coincidiendo con el cierre de la primera etapa de su plan estratégico en sostenibilidad “Life 360”, puesto en marcha por el holding multinacional francés especializado en el sector del lujo en 2021.


LIDE Argentina - 23 de Enero 2024

LVMH abre nuevo capítulo en sostenibilidad y colaborará con Chanel. Coincidiendo con el cierre de la primera etapa de su plan estratégico en sostenibilidad “Life 360”, puesto en marcha por el holding multinacional francés especializado en el sector del lujo en 2021. Desde LVMH han organizado desde la sede de la Unesco en París un deslumbrante evento desde el que han querido salir a poner en justo valor, tanto todo lo logrado, como los retos que aspiran a seguir coronando, al abrigo de esta ambiciosa hoja de ruta en materia de sostenibilidad.

 

Una guía que, para más allá del hecho de señalar el punto en el que exactamente se encuentran para con respecto a su periodo final, fijado para el año de 2030, igualmente se han decidido a actualizar, anunciando la puesta en marcha de una serie de decididas acciones, de entre las que se destacan tanto el anuncio de un nuevo plan de apoyo a proveedores desde el que impulsar su descarbonización y la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero, como el de una asociación junto a una amplia serie de principales compañías de la industria de la moda, entre ellas Chanel, con la intención de redactar una lista compartida de proveedores verificados.

 

Puesto en marcha como apuntábamos en 2021, el plan estratégico en sostenibilidad “Life 360” de LVMH contempla una amplia serie de ambiciosos objetivos dirigidos a impulsar al conjunto de la compañía en el terreno de la sostenibilidad, y a alcanzar para antes del cierre de los ejercicios de 2023, de 2026 y de 2030.

 

Fechas para las que se hacía indubitable que el holding multinacional francés terminase teniendo que salir a hacer balance del punto en el que se encuentran sobre esa misma estrategia, a medida que ya nos vamos acercando al cierre natural de este año de 2023.

 

Un fin para el que terminaban por organizar en la sede de la Unesco de París, este pasado jueves 14 de diciembre, una suerte de cumbre propia en materia de sostenibilidad, que llegó apadrinada por la participación durante sus celebraciones, ya no solamente de los principales directivos del holding francés, una delegación presidida por la asistencia del mismo Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, y por la de Antonie Arnault, director del área de imagen y responsabilidad ambiental de LVMH, sino también por la asistencia de figuras tan conocidas como las de la actriz Natalie Portman o la de la diseñadora Stella McCartney, y de responsables políticos de primer nivel, como Christophe Béchu, ministro francés para la Transición Ecológica y la Cohesión de los Territorios, y la de Virginijus Sinkevičius, comisario europeo europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca.

 

“Creemos firmemente que el compromiso ambiental es una fuente de innovación, de creatividad y de excelencia, y que, por lo tanto, debe considerarse en todos los procesos de diseño y fabricación”, no dudaba en salir a poner en valor durante su participación en el evento Antoine Arnault, director del área de imagen y responsabilidad ambiental de LVMH, a lo largo de unas declaraciones que nos hacen llegar desde la dirección de la misma multinacional francesa del lujo.

 

“Durante más de 30 años, LVMH se ha anticipado continuamente a los cambios, adaptando sus procesos de producción, hábitos de trabajo y comportamientos para encontrar mejores soluciones a los numerosos desafíos medioambientales a los que nos enfrentamos”, añadía Arnault. “Estamos más comprometidos que nunca a tomar medidas, a sabiendas de que alcanzar nuestros objetivos para 2023 es solo el comienzo”, y de que “lograr nuestras metas para 2026 y 2030 requerirá de más trabajo duro”.

 

OBJETIVOS CUMPLIDOS, PARA 2023

 

Poniendo primeramente el foco de atención sobre los logros ya alcanzados, y en cómo se espera que continúen evolucionando a partir de este momento, durante a lo largo de la celebración del evento, organizado bajo el título de “Life 360 Summit – Act II”, se descubrieron en qué punto se encontraban y en qué medida LVMH había logrado avanzar sobre los diferentes objetivos que la compañía se había fijado alcanzar, para antes del cierre de este año de 2023.

 

Una amplia serie de metas y de compromisos, que, siguiendo con las bases del plan estratégico “Life 360”, se encuentran estructuradas en torno a un total de cuatro pilares centrales: Circularidad creativa, Biodiversidad, Clima, y Trazabilidad y Transparencia.

 

Atendiendo de este modo a cada una de estas cuatro áreas bien claras y diferenciadas, en materia de “Circularidad creativa”, desde LVMH se defiende que la compañía ha logrado alcanzar su objetivo de ofrecer nuevos servicios en materia de circularidad, con la creación de distintos equipos de trabajo que ya se encuentran volcados a realizar tareas de reparación y de cuidado para los artículos vendidos por parte de una nutrida selección de las principales casas y firmas del Grupo.

 

Un aspecto del que destacan el que desde Louis Vuitton ya se encarguen de reparar 600 000 artículos al año, mientras que se dan garantías para que hasta el 79 por ciento de los artículos de cuero de Berluti ya puedan ser reparados, al tiempo que se ha hecho que Rimowa pase a ofrecer garantía de por vida para todas sus maletas y bolsos, y al que desde las galerías Le Bon Marché se ha puesto en marcha un servicio de modificaciones para alargar la vida de sus productos, así como otro de reparaciones para relojes y calzados.

 

Iniciativas todas ellas desde las que LVMH aspira a terminar escalando, mediante la creación de una nueva iniciativa LVMH Circularity, desde a que fomentarán la construcción de un ecosistema compartido para la reutilización y el reciclaje de materiales y sobrantes, entre todas las casas, firmas y empresas que integran el holding, y sus principales socios comerciales, incluidos la plataforma de comercialización de retales Nona Source, la planta de clasificación y reciclaje de residuos textiles Cedre, y la plataforma de inserción social Agence du Don en Nature.

 

En lo que respecta al capítulo de “Biodiversidad”, hasta el cierre de 2022 la compañía había contribuido a regenerar 1,37 millones de hectáreas, acercándose así a su objetivo de llegar a regenerar 5 millones de hectáreas para finales de 2030. Una meta a favor de la regeneración de los entornos, para la que además LVMH ha sumado un nuevo objetivo encaminado a lograr reducir su huella general de consumo de agua en un -30 por ciento, también para 2030.

 

Propósitos todos ellos para los que van a buscar avanzar a partir de dos nuevas iniciativas, con de un lado el lanzamiento de varios programas de agricultura regenerativa, para el algodón en Turquía, para la lana de merino en Australia, para mohair en Sudáfrica, para aceite de palma en Indonesia, y para viñedos de Moët Hennessy y para el cultivo de ciertos ingredientes clave en la perfumería en Francia; y del otro lado, con la renovación de su asociación con la Unesco y con la firma de una asociación estratégica con la ONG brasileña FAS, para la protección de la reserva de la biosfera y para la lucha contra la deforestación, respectivamente.

Iniciativas todas estas que llegarán para completar las asociaciones que el Grupo LVMH ya mantiene con las organizaciones.

 

En cuanto a las acción a favor del “Clima”, desde LVMH enfatizan el haber logrado reducir en un -11 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de alcance I y II, las que dependen de sus operaciones directas, y en un -15 por ciento las de alcance III, las emisiones indirectas, entre 2019 y 2022. Un logro que hizo posible desligar su crecimiento del de sus emisiones de dióxido de carbono durante el mismo periodo, gracias a su apuesta por el ecodiseño de sus productos, y de un plan integral de eficiencia energética y de un programa específico de logística.

 

Acciones estas que también han permitido a la compañía superar su objetivo de reducir en un -10 por ciento su consumo de energía en un solo año, de octubre de 2022 a octubre de 2023.

 

Ya por último, en lo que atañe a las iniciativas del capítulo de “Trazabilidad y Transparencia”, el objetivo para 2023 pasaba por desvelar el país de origen de todas las principales materias primas estratégicas de las que se sirve la compañía, como los diamantes, la lana o la piel. Objetivo que, a unas semanas de cerrar el año, ya se ha alcanzado para en torno a un 95 y 100 por cien de los productos.

 

Todo, mientras de manera paralela la compañía ya ha puesto en marcha nuevas herramientas de trazabilidad completa, del campo hasta el producto final, para sus divisiones de Perfumería y Cosmética y Vinos y Bebidas Espirituosas, acercándose así su objetivo de lograr la “plena trazabilidad”, para 2026. Un propósito para el que ya apuntan que será indispensable seguir estrechando la colaboración con su cadena de proveedores, tal y como se ha venido haciendo a lo largo de los dos últimos años.

 

“Teniendo en cuenta estos resultados”, valoran desde la dirección del mismo holding multinacional francés, “LVMH tiene una confianza razonable en llegar a cumplir con todos sus objetivos para 2026 y 2030 contemplado en su plan estratégico ‘Life 360’”, aseveran desde la compañía francesa propietaria de casas de moda de lujo de la talla de Louis Vuitton, Christian Dior o Loewe. En todos, a “excepción de su objetivo para 2026 de cero plásticos vírgenes de origen fósil”, motivo este por el que se “ha impulsado un refuerzo del plan de acción a partir de este año”.

 

NUEVO PLAN DE APOYO PARA PROVEEDORES

 

A medida así pues que la compañía francesa se va abriendo paso a las nuevas etapas de desarrollo de su plan estratégico de sostenibilidad, es ahora cuando desde su dirección, más allá de todo lo señalado y en el marco de este mismo evento, han anunciado la puesta en marcha de dos principales iniciativas.

 

De un lado, de un plan de apoyo a proveedores “Life 360 Business Parters”, y del otro, la expansión de su política estratégica de colaboraciones entre compañías del sector del lujo, también al ámbito de la moda, destacándose a este respecto el principio de colaboración que ya han empezado a abordar junto a la dirección de Chanel.

 

Tratando de profundizar sobre cada una de estas dos principales cuestiones capitales, en lo que respecta a ese plan de apoyo “Life 360 Business Parters” para proveedores, especialmente dirigido a los socios comerciales de LVMH de los sectores de la producción de materias primas y de servicios de logística, el plan guarda por objetivo el de ayudarles a reducir su impacto hídrico, sobre la biodiversidad, y también sus emisiones de gases de efecto invernadero, que representan las GEI de alcance III de la compañía, y a su vez cerca del 95 por ciento de toda la huella de carbono de LVMH.

 

Motivo este que permitirá impulsar la propia descarbonización de su modelo de negocio, en un propósito para el que además de implementar planes de transición para sus proveedores, la compañía francesa organizará a partir de 2024 unos foros de diálogo “Sustainability Business Partners Days” desde los que saldrá a darles voz y a escuchar sus demandas, en materia medioambiental, y pondrá en marcha una nueva plataforma específica, con un lanzamiento previsto para el segundo semestre de 2024, desde la que compartirá todos sus conocimientos y ofrecerá programas de formación ambiental, así como acceso a las últimas normativas reguladoras y fomentará el intercambio de soluciones y experiencias.

 

“Las emisiones de alcance tres representan más del 90 por ciento de nuestra huella ambiental, y surgen principalmente del impacto de las materias primas y el transporte”, apuntaba a este respecto Hélène Valade, directora de desarrollo medioambiental de LVMH. “Esto abarca las emisiones de las fases anterior y posterior de nuestra cadena de valor, no a las actividades que poseemos o controlamos”, y “es por eso que estas emisiones son las más difíciles de reducir”, analiza Valade.

 

Así pués, y “para alcanzar nuestros ambiciosos objetivos de alcance tres, tanto en términos de emisiones de carbono como de impacto en el agua y la biodiversidad, la movilización de los proveedores es esencial”, y “LVMH se compromete a apoyarlos con el programa ‘Life 360 Business Partners’”.

 

NUEVAS ASOCIACIONES COLABORATIVAS CON EMPRESAS DE MODA

 

Para concluir, ponemos ya nuestra atención en esa colaboración que se anunció durante el mismo evento, entre LVMH y toda otra clase de firmas de moda del sector lujo, empezando por Chanel. Un anuncio que venía a seguir con el llamamiento a la colaboración que Antoine Arnault hizo el pasado mes de junio durante su participación en el Global Fashion Summit de Copenhague, en lo que ya ha venido cristalizando a lo largo de estos últimos meses con la colaboración de LVMH con otras compañías de referencia, de los sectores de los Vinos y Bebidas Espirituosas, y del de Perfumería y Cosmética.

 

Terrenos desde los que desde la compañía francesa se han decidido a exportar la misma filosofía a los sectores de la Moda y de la Relojería y Joyería sobre los que también guardan intereses a través de su tan amplia como bien diversificada cartera de empresas y marcas propias, abriendo así las puertas a la construcción compartida de los ecosistemas del lujo, para lo que al menos tenga que ver en cuestiones principales como las relacionadas con la sostenibilidad y el medioambiente.

 

Asuntos para los que ya han empezado a colaborar en los primeros puntos de una todavía temprana asociación con Chanel, para la que estimarían sin embargo un gran potencial, en especial en lo que hace referencia a la posible redacción de una lista compartida de proveedores verificados, a partir de unos mismos sistemas de verificación y estándares, que permitirán dar unas mismas garantías a empresas y consumidores, al tiempo que impulsar la sostenibilidad en el conjunto de la industria del lujo, y de que los mismos proveedores logran sacar ventaja de no tener que responder frente a criterios dispares para la hora de poder brindar sus servicios a unas u otras empresas.

 

“Tiene sentido que LVMH trabaje con otras partes interesadas del sector del lujo, con las que LVMH a menudo comparte proveedores”, sostienen a este respecto desde la propietaria de Louis Vuitton o Loewe.

 

“Compartir listas verificadas y auditadas y su cronograma, representa una nueva etapa en la acción ambiental del Grupo”, defienden, siendo esta una iniciativa que “ya se ha lanzado en los sectores de los Vinos y las Bebidas Espirituosas, y en el de la Perfumería y los Cosméticos, y que LVMH está llevando a sus sectores de la Moda y de la Joyería y Relojería, de la mano de sus asociaciones industriales”.

 

Sobre estas mismas, “estas asociaciones se están convirtiendo rápidamente en espacios donde la co-construcción puede prosperar para las marcas de lujo, en particular en estos temas medioambientales”; como demuestran sus últimos acuerdos con las cuatro principales promotoras inmobiliarias de los Emiratos Árabes Unidos y del Miami Design District, en Florida, desde los que “se aspira a aumentar aún más el rendimiento medioambiental de las tiendas de las maisons de LVMH”.

 

Fuente: fashionunited.com

LIDE Argentina | Grupo de líderes empresariales

Suscribite a nuestro Newsletter

Audit by

Legal advisor